Sillas para un interiorismo eco-friendly

 El mundo del interiorismo es cada vez más consciente de la importancia de respetar el medioambiente y de crear espacios sostenibles tanto en lo relativo a la eficiencia energética como a la decoración y empleo de materias primas. 

El mobiliario ha experimentado también un profundo cambio en el empleo de materiales reciclados para un mayor cuidado del medioambiente. La investigación en el diseño ha propiciado que actualmente tengamos muebles "eco-friendly", comprometidos con la naturaleza y un futuro más sostenible.

Resultado de este estudio que busca productos más responsables es la silla Granada ECO, que ha sido fabricada con materiales ecológicos a partir de una combinación de madera reciclada y plásticos desechados de producción. Es una silla de diseño moderno y apilable hasta 4 piezas.  La textura geométrica, que caracteriza el asiento,  la convierte en una silla con  personalidad y estética propia. Su diseño es muy ambivalente, lo que permite integrarla en numerosos espacios y contextos contract como hoteles, restaurantes, así como espacios públicos, salas de conferencia, bibliotecas, etc.

Juliette es otro ejemplo de diseño respetuoso con el medio ambiente.  Para su realización se ha utilizado como material la madera reciclada. Es una silla giratoria de tecnopolímero con cojín acolchado, disponible en diferentes colores. Representa una combinación de diseño atemporal entre lo clásico y lo contemporáneo. Juliette no sólo se caracteriza por ser ecológica, también puede presumir de una estudiada ergonomía que favorece que tanto tu trabajo como tu entorno sean sostenibles en el tiempo.

 

Un estudio revela que las sillas ergonómicas aumentan la productividad de tu oficina un 25 %

Cada vez más, las compañías son conscientes de que tener un lugar de trabajo confortable y motivador es importante.  Los trabajadores son el activo más importante de una empresa y es responsabilidad de la compañía acondicionar el espacio para conseguir un buen desempeño laboral.

El diseño del interiorismo de una oficina o área de trabajo repercute directamente en el bienestar de los empleados.  El entorno influye tanto en el rendimiento y en la concentración como en la relación entre compañeros y  el trabajo en equipo. Por otra parte,  afecta también a la salud del trabajador; ya que allí el empleado pasa una gran parte de su tiempo. 

La Escuela de Negocios IMF en un artículo publicado recientemente destaca el dato de que en España más del 65% de la población laboral corresponde al sector servicios, que desarrolla generalmente su trabajo en oficinas.

El artículo, señala también que una reciente estadística revela que  los factores ergonómicos aumentan la productividad hasta un 25%- ya que reducen en gran medida las bajas y el absentismo laboral. De hecho, el 55% de las personas que trabajan en oficinas presentan problemas posturales y un 7% ha causado baja por este motivo y las principales quejas de los trabajadores hacen refieren a la mesa y a la silla de trabajo, al ambiente térmico y a otras variables relacionadas con el espacio.

Otro dato interesante que recoge el estudio, es que el dolor de espalda constituye la segunda causa de absentismo y la primera causa de incapacidad en menores de 45 años. La buena noticia es que los problemas musculares y circulatorios que van asociados a las horas de trabajo en un puesto sedentario como es el caso de una oficina, pueden ser reducidos con el diseño ergonómico del mobiliario.

Desde Mavilop te ofrecemos el sillón giratorio Anubis totalmente ergonómico ya que está diseñado con un mecanismo basculante, regulable en altura y con 5 posiciones de bloqueo. Los reposabrazos son fijos y curvados en cromo y está tapizado en semipiel para que tenga un uso duradero y funcional.

 

Otro ejemplo de ergonomía en las sillas es el sillón giratorio Selkis. El respaldo está trenzado en poliéster y el asiento está tapizado en semipiel. El mecanismo también es regulable en altura, basculante y con bloqueo de posición de respaldo. El reposabrazos también es fijo y curvado en cromo. Por otra parte, también es importante que las instalaciones cuenten con una temperatura e iluminación adecuadas, control de ruido, ventilación,  así como salas de reunión confortables; ya que todos estos factores repercuten directamente en el bienestar de los empleados e influyen positivamente en el rendimiento de toda la empresa.

Muchos especialistas en recursos humanos señalan que las compañías necesitan de lugares de descanso donde los trabajadores puedan desconectar un tiempo del trabajo. Muchas empresas se han dado cuenta, siguiendo el ejemplo de grandes corporaciones como Google, Amazon, Facebook o Apple,  que puede ser muy beneficioso para el rendimiento, contar con una cafetería o lugar donde tomar algo confortable, así como zonas lúdicas o zonas verdes donde se favorece también  la comunicación y relación entre los empleados. 

taburete, sillas altas

Para crear estos entornos de ambiente cercano e informal, puedes utilizar los taburetes Roma de Mavilop. Es un taburete fijo con un asiento confortable ya que está tapizado en semipiel. Está disponible en color blanco y negro por lo que puedes combinarlos  para dar un tono informal al lugar de esparcimiento o descanso de tu empresa.

 

¿Qué mobiliario combina con el estilo "vintage"?

El “vintage” es una término empleado para referirse a objetos que remiten al pasado reciente. No son antigüedades, sino objetos posteriores a los años 20 y anteriores a los 90 del siglo pasado y que actualmente se han revalorizado en interiorismo y decoración.

La lógica del estilo “vintage” responde a la filosofía del buen vino que se revaloriza y mejora con el tiempo. Y es que precisamente, el término “vintage” tanto en inglés como en francés, hace referencia a “cosecha”, a “vendimia”. Son objetos que se convierten en iconos por su valor referencial a estéticas concretas del siglo XX y que llegan hasta nuestros días con un valor añadido de nostalgia y recuerdo de la historia reciente.

Cualquier objeto auténticamente “vintage” como una bandeja “art decó” de los años 20, un teléfono de los años 70 o un despertador de los 50 contribuye a crear el estilo “vintage” tan de moda en la actualidad. El estilo “vintage” es el resultado d la mezcla de esos objetos originales del pasado con mobiliario diseñado en la actualidad.

Pero, ¿Qué mobiliario debemos combinar con estos objetos?

Encontrar muebles actuales que se puedan integrar en este estilo es la clave para lograrlo. Un buen ejemplo son las mesas Honey de Mavilop. Tienen la base en acero blanco y la tapa es de roble con efecto desgastado. Su estética minimalista y de líneas sencillas hace que se integre perfectamente con artículos vintage, ya que consigue pasar desapercibida. Logra así destacar los objetos de un espacio vintage sin recargar la decoración.

mesas y sillas Mavilop

Además, las mesas Honey son aptas para interior y exterior cubierto, por lo que podrás utilizarlas tanto en comedores y salones de interior como en terrazas cubiertas, pérgolas y cenadores. Para combinar con las mesas Honey, en Mavilop te proponemos las sillas New Cross. El efecto de desgastado natural y su presentación en distintos colores hace que se integren perfectamente en el entorno “vintage”. Están realizadas en aluminio y son apilables, por lo que podrás utilizarlas en  el exterior, en jardines o terrazas, así como en salones de interior.

 Diferencias entre estilo “retro” y estilo “vintage”

Es muy frecuente, que incluso en los ámbitos relacionados con la decoración y el interiorismo se hable del estilo  “vintage” y del estilo “retro”  como términos iguales. Sin embargo, aunque los dos evocan el recuerdo de épocas pasadas,  el estilo “retro” se inspira únicamente en esa época; mientras que el estilo “vintage” debe incluir objetos originales de esa época concreta. 

mavilop interiorismo estilo vintage

La estética “vintage” la encontramos en todas las tendencias, especialmente en la moda y en la decoración e interiorismo. El estilo “vintage” como casi todas las tendencias decorativas, no tiene una plasmación única o rígida. Podemos encontrar distintos looks, según lo combinemos de un modo u otro, o evoquemos una época concreta: Si nos remitimos a los años 20 y 30 el estilo “vintage” hará referencia a un estilo más clásico, mientras que si es a los 60 o 70, la estética será más rompedora y vanguardista.